Editorial y la Firma
> La firma

TOMÁS ARRIETA, PRESIDENTE DEL CRL VASCOEL CRL VASCO


Por una recuperación económica socialmente equilibrada

TOMÁS ARRIETA

 

TOMÁS ARRIETA
PRESIDENTE DEL CRL VASCO

Como señalé en la presentación pública del informe socio-laboral de 2016 del Consejo de Relaciones Laborales, podemos considerar que la recuperación económica que se inició en 2014 está razonablemente consolidada. Tras prácticamente una década de profunda crisis, en 2016 ya habíamos vuelto a niveles de riqueza en términos reales similares a los de 2008. Se trata, sin duda, de una buena noticia. Sin embargo, esta recuperación viene de la mano de nuevos y complejos retos. El primero a destacar es, en mi opinión, los puestos de trabajo que se han destruido en este viaje: aproximadamente 75.000, lo que quiere decir que la misma actividad económica se sustenta ahora en bastantes menos personas que al comienzo de la crisis. Es cierto que en términos puramente economicistas, este dato pone de manifiesto un positivo incremento de la productividad. Pero el hecho de que un número muy relevante de trabajadores y trabajadoras hayan perdido su empleo en el camino plantea importantes incertidumbres desde la perspectiva de la sostenibilidad, la cohesión social, la igualdad y el reparto de la riqueza, porque el empleo ha sido hasta ahora nuestro gran estabilizador social y el nutriente principal de las sociedades de bienestar.
En esta misma línea, creo que deben destacarse también otros datos relacionados con el empleo pero desde una perspectiva más cualitativa. La calidad del empleo existente y, en especial, el de nueva creación asociado a la recuperación económica, se mide habitualmente a través de tres parámetros: el grado de estabilidad (empleos temporales/empleos fijos), las jornadas (a tiempo parcial/completo) y las retribuciones. Pues bien, en todos ellos hemos experimentado un cierto retroceso. Es cierto que no debe confundirse el volumen de contratos temporales que se concierta a lo largo del año con el número de personas que tienen un empleo temporal. Entre otras cosas, porque en valores medios cada trabajador o trabajadora temporal suscribe más de tres contratos al año, mientras los indefinidos firman un único contrato. Pero, aunque en nuestro mercado laboral tres de cada cuatro personas dispongan de un empleo indefinido -que es una proporción muy similar a la que existía antes del estallido de la crisis económica-, parece evidente que no estamos siendo capaces de corregir una tasa de temporalidad que sigue siendo injustificadamente alta, pues supera todavía el 25%. Esta realidad suscita grandes interrogantes sobre la salud de nuestro mercado de trabajo y amenaza con cronificar la precariedad en una parte significativa de nuestra población ocupada. Estos dos fenómenos, menos empleo y empleo de baja calidad para un número importante de las personas que lo mantienen o recuperan, se combinan conformando un complejo sudoku. Diagnosticar el problema de forma correcta y, con mucha mayor razón, imaginar soluciones para resolverlo o mitigarlo es un reto que implica tanto a las instancias políticas como a los agentes sociales y que exige debates y reflexiones compartidas, así como un alto grado de consenso bajo dinámicas de trabajo que progresen sobre la idea del diálogo social y la concertación.
No es mi intención, en ningún caso, que estas consideraciones sobre el empleo oculten otros problemas y retos que afectan, de modo más directo, a los agentes sociales. Me refiero a la situación actual de la negociación colectiva. A mi juicio, el acuerdo interprofesional vasco que dota de prioridad aplicativa a los convenios sectoriales propios de la CAPV constituye un paso muy relevante para la normalización de nuestras relaciones laborales. Pero, como es fácil comprender, para ser realmente operativo es imprescindible también activar los procesos de negociación y conseguir nuevos acuerdos, ya que para dar prioridad a nuestros convenios frente a los estatales necesitamos negociarlos y firmarlos antes. Sin embargo, es un hecho cierto que, con la excepción del territorio histórico de Álava, nuestra negociación colectiva no ha experimentado una significativa mejoría en los meses transcurridos desde la firma de aquel acuerdo. He señalado en muchas ocasiones que los convenios colectivos son un instrumento eficaz para un reparto equitativo de la riqueza y un elemento de estabilización para garantizar y permitir la acumulación de capital humano. Sigo pensando lo mismo. Para consolidar definitivamente la recuperación económica de la que hablaba al comienzo, sin generar nuevas brechas o ahondar en las existentes, es imprescindible reinstalar el acuerdo en el centro de nuestro modelo de relaciones laborales y hacer de la negociación flexible de condiciones de trabajo el método preferente para atender de forma compatible a las necesidades de las personas y a las exigencias de las empresas. También estoy convencido de que, a la vista de la composición de nuestro tejido productivo, este objetivo no puede alcanzarse sin renovar y recuperar, en su caso, los convenios sectoriales, que son los únicos que permiten establecer un marco común que alcance y proteja a la gran mayoría de quienes trabajan por cuenta ajena.

 

Publicación:
01/09/2017
Total visitas:
248
Media de votos: 
Votacion 0Votacion 1Votacion 2Votacion 3Votacion 4
Número total de votos: 
0
Titulares del día
  • Medio centenar de firmas vascas acude a la feria de Hannover
    El principal evento de máquina herramienta de Europa se prolongará hasta el próximo sábado
  • Las cooperativas de Mondragón se estrenan en la emisión de pagarés
    El grupo Ulma, pionero también en sacar a bolsa a una filial, lanza deuda de empresa por 50 millones, en la estrategia de la corporación de reducir su dependencia bancaria
  • Aefame organiza una jornada con KPMG para analizar la nueva generación de protocolos familiares
    Realizar un buen diagnóstico de la situación de la empresa es, en opinión de los expertos, la mejor forma de comenzar a elaborar el protocolo familiar
Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evoluci�n de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios analizando sus hábitos de navegación en nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede Obtener más información en nuestra Declaración de privacidad