Última hora

Kutxabank obtiene un beneficio de 180,3 millones en 2020, tras destinar 346 millones a provisiones


Los ingresos ‘core’ se han mantenido estables en los 1.077 millones de euros, en un año condicionado por la pandemia y los tipos de interés negativos 

(26/02/2021) - El Grupo Kutxabank ha cerrado 2020, un ejercicio completamente alterado por la pandemia, con el cumplimiento de los principales objetivos que se había fijado la Entidad a principio de año, tanto en términos de ingresos ‘core’, crecimiento de los márgenes, mejora de la calidad de los activos, afianzamiento del liderazgo en solvencia y transformación digital. 

Sin embargo, en un contexto de severa incertidumbre sobre el alcance definitivo que tendrá la crisis sanitaria en nuestra economía, la Entidad ha optado por mantener un criterio de máxima prudencia a la hora de dotar las coberturas, por lo que ha destinado un total de 457 millones de euros, 346 millones con cargo a resultados del ejercicio y otros 111 millones deducidos del capital, en cumplimiento de la nueva recomendación supervisora para alcanzar una cobertura progresiva de hasta el 100% de los activos dudosos. En conjunto 325 millones más que en el mismo periodo de 2019.
    
Esta política de provisiones ha condicionado el beneficio neto alcanzado en 2020, que se ha situado en 180,3 millones de euros, lo que supone una disminución del 48,8% en relación con el resultado del año anterior.  

El presidente de Kutxabank, Gregorio Villalabeitia, ha valorado el ejercicio como “extremadamente complejo, un auténtico test de resistencia para el sector financiero, que hemos superado con solidez, dejando patente una vez más la fortaleza y escalabilidad del modelo de negocio de Kutxabank, a la vez que se ha mejorado la posición relativa del Banco en el sector”.

En un contexto caracterizado por el desplome sin precedentes del PIB, el incremento de la tasa de paro, o la caída continua de los tipos de interés, la solidez del modelo de negocio bancario de Kutxabank se ha reflejado en la estabilidad de sus ingresos bancarios recurrentes que, con 1.076,9 millones de euros, se sitúan en línea con los resultados alcanzados en 2019. Destaca que cerca del 50% de estos resultados proviene de ingresos diversificados no dependientes de los tipos de interés.

Kutxabank ha mantenido una intensa actividad en el negocio con clientes, con una mejor evolución comparativa que ha permitido al Banco ganar cuota de mercado en los productos clave, como las nuevas hipotecas, los préstamos al consumo, las carteras delegadas, los fondos de inversión, los planes de pensiones y EPSVs y la actividad aseguradora.

Todo con un bajo perfil de riesgo y una fuerte posición de solvencia y liquidez, indicadores que han continuado creciendo y han recibido un nuevo reconocimiento de las autoridades y el mercado. El Ejercicio de Transparencia de la Autoridad Bancaria Europea ha situado al Banco por sexto año consecutivo a la cabeza del sector financiero español en términos de solvencia. Además, es la entidad con menor requerimiento de capital del mercado español y la sexta a nivel europeo, y menor requerimiento MREL de Europa.

En opinión del Consejero Delegado de Kutxabank, Javier García Lurueña, “la clave del ejercicio ha estado en la buena evolución de los principales productos ‘core’, entre los que destacan el crecimiento en hipotecas, los productos fuera de balance y la actividad aseguradora, apoyados en nuestra propuesta de valor digital”.

Se superan las expectativas en Recursos Administrados


La evolución de los recursos de clientes ha vuelto a ser en 2020 uno de los aspectos más significativos del negocio con clientes de Kutxabank, al superar todas las expectativas tanto en el volumen de captaciones como en las rentabilidades alcanzadas. Con un crecimiento del 6,9%, este epígrafe ha alcanzado en las redes de negocio los 68.609 millones de euros.

El Grupo Kutxabank ha vuelto a contar con la confianza del mercado de Fondos de Inversión, que ha liderado en términos de suscripciones netas, incremento patrimonial y rentabilidad.

Ha registrado suscripciones netas por valor de 1.553 millones de euros, un 124% más que en 2019, y se ha situado como el sexto Grupo en gestión de fondos del mercado, con una mejora de 71 puntos básicos en su cuota de mercado. La rentabilidad alcanzada por sus productos de inversión también ha sido la más elevada entre las entidades más relevantes del sector.

Dentro del sistema de gestión delegada de carteras, en el que es un banco de referencia desde hace casi 15 años, Kutxabank se sitúa ya como una de las entidades líder por número de clientes.

En este epígrafe destaca la evolución registrada en el ámbito de los productos de previsión, en el que es ya la cuarta gestora con un patrimonio gestionado que supera los 10.000 millones de euros. El Grupo ha consolidado su claro liderazgo en el mercado vasco de productos de previsión individual, con una cuota del 49% - 108 puntos básicos más-, un patrimonio gestionado de más de 6.000 millones de euros -un 5% más que en 2019-, y cerca de 275.000 socios.

La inversión crediticia crece un 5,9%


Kutxabank ha desarrollado durante 2020 una serie de medidas específicas enfocadas a paliar las consecuencias económicas de la crisis sanitaria, en línea con su compromiso con la sociedad. En ese sentido, ha concedido más de 4.175 millones de euros en apoyos financieros a familias y empresas.

Kutxabank ha finalizado el año con una inversión crediticia de las redes de negocio de 42.947 millones de euros, lo que presenta un significativo incremento del 5,9% con respecto a 2019.

Esta evolución positiva se explica, en parte, por la fuerte actividad desarrollada por las Bancas Mayorista, Corporativa e Institucional. La inversión crediticia de la Banca Corporativa ha crecido un 14,9% con respecto a 2019, con cerca de 2.000 millones de euros en nuevas operaciones de financiación.

La Banca Institucional, por su parte, ha experimentado una evolución positiva del 30%, con 2.600 millones de euros en nuevas operaciones.

En la red de empresas, la nueva contratación de activo a medio y largo plazo se ha incrementado de forma notable, espoleada por el elevado volumen de ayudas Covid gestionadas por la Entidad, fiel a su compromiso de ayudar a los clientes durante la crisis sanitaria. En el lado opuesto, las partidas de financiación del circulante han experimentado una ralentización a causa del empeoramiento del ciclo económico, a pesar de lo cual se han formalizado 1.669 millones de euros en nuevas operaciones.

El Grupo ha mantenido una fuerte actividad en la rúbrica de nuevos préstamos hipotecarios a particulares, y ha alcanzado los 3.535 millones de euros dedicados a esta partida, lo que supone un crecimiento interanual del 9,7%. De esta forma, ha cumplido los objetivos fijados para el ejercicio antes de la pandemia, ha marcado cifras mensuales récord en la nueva contratación, ha apuntalado su indiscutible liderazgo en el mercado vasco, y ha mejorado hasta cerca del 10% la penetración en el mercado hipotecario español.  

En cambio, las contrataciones de préstamos al consumo se han visto afectadas por la crisis, y han cerrado el ejercicio con una caída del -14,9%, y un volumen contratado de 454 millones de euros en la red minorista.

Cuenta de resultados

Los tipos de interés han experimentado a lo largo de 2020 una caída prácticamente constante, con el Euribor a 1 año cerrando diciembre en el -0,50%. En este entorno completamente adverso para el negocio bancario, el Margen de Intereses ha logrado mantenerse prácticamente en el mismo nivel que en 2019, en los 566,4 millones de euros, solo un -0,4% inferior.

Los ingresos por servicios ascienden a los 510,5 millones de euros, un 0,4% más que en el año anterior, en buena medida a causa de los buenos resultados alcanzados por la comercialización de carteras delegadas, los fondos de inversión y los productos de previsión, a pesar de los efectos negativos de la evolución de los mercados sobre los saldos medios gestionados, así como la importante aportación de la actividad aseguradora, que ha incrementado sus ingresos en un destacado 7,4%, con un total de 122,6 millones de euros.

De este modo, los ingresos ‘core’ del negocio bancario, como suma del margen de intereses, de los ingresos por comisiones y de los procedentes de la actividad aseguradora, han alcanzado los 1.076,9 millones de euros.

El Grupo financiero vasco se sitúa a la cabeza del sector en términos de ingresos por servicios frente al margen de intereses. Gracias al negocio de recursos gestionados de clientes, seguros y servicios bancarios, cuenta con una diversificación de ingresos que le sitúan en una posición de ventaja para afrontar el reto que supone la persistencia de los tipos en negativo.

La aportación positiva de resultados de la cartera de participaciones ha mantenido su tradicional fortaleza. Tanto la contribución de resultados recurrentes derivados del cobro de dividendos y la contribución de las compañías asociadas se ha situado en los 64,9 millones de euros, un -1,3% menos que en 2019.

El Resultado de Operaciones Financieras ha ascendido a los 0,8 millones de euros, mientras los otros resultados de explotación se sitúan en 61,5 millones de euros, al incorporar la compensación recibida por el cambio de entidad depositaria tras el cese en esta actividad por parte de Kutxabank. Con ello, el Margen Bruto ha alcanzado los 1.204 millones de euros, con un incremento del 10,8%.

Los gastos de administración han mantenido su habitual tendencia de contención, y descienden un 3,7%, reflejo de la eficacia de la política de moderación de costes y de optimización de recursos, con la gestión de la eficiencia como objetivo estratégico fundamental de la Entidad. Tras esta evolución, casi el 90% de los gastos de administración del Grupo han sido cubiertos por los ingresos por servicios percibidos.

En cuanto a los niveles de saneamientos de la cartera crediticia y de otros activos se ha optado por anticipar y reforzar de forma significativa las coberturas crediticias e inmobiliarias, así como el impacto del plan de prejubilaciones. Además, se han aumentado provisiones para eventuales gastos y contingencias vinculadas con el Covid-19 y otros aspectos del negocio, lo que permite a la Entidad afrontar con garantías el exigente entorno al que se enfrenta. Las cantidades totales dotadas han alcanzado los 346 millones de euros, 214 millones más que en 2019. Todo ello, unido a las coberturas deducidas de capital en aplicación anticipada de las recomendaciones supervisoras, eleva la ratio de cobertura de dudosos hasta el 77,9%, una de las más altas del sistema financiero español, habida cuenta de que el Grupo tiene el mayor porcentaje de cartera hipotecaria del sistema.

Una vez considerada la fiscalidad de los resultados, el beneficio consolidado del Grupo asciende hasta los 180,3 millones de euros, un 48,8% menos que en 2019. El Grupo Cajasur ha contribuido a este resultado con 12,4 millones de euros.

Mejoran los principales indicadores

La pandemia ha constatado que Kutxabank cuenta con una sólida situación y un modelo de gestión adecuado para afrontar las posibles consecuencias de la crisis.

Un 3% de la cartera de particulares ha estado sujeta a algún tipo de moratoria desde el inicio de la pandemia, lo que supone un 50% menos que la media del sector financiero español. El volumen de moratorias vivas asciende al 1,7%, y su ratio de morosidad se sitúa en el 2,2% en línea con el conjunto de la cartera del Grupo.

Otra de las constantes del ejercicio ha sido la mejora continua de su índice de morosidad. La rebaja del saldo de activos dudosos en 245 millones de euros ha mejorado la ratio de mora hasta el 2,32%, una de las más bajas del sector, tras ampliar la diferencia comparativa en 219 puntos básicos, lo que confirma su elevado nivel de calidad crediticia.  

El importante nivel de provisiones realizadas en el ejercicio tiene un impacto en las ratios de rentabilidad. El ROTE se sitúa en el 3,5%, y el ROA en el 0,3%.

A final de diciembre, el coeficiente de solvencia total del Grupo y la ratio Core Tier I ha crecido un 0,6 hasta alcanzar el 17,8%. Esta ratio hubiera sido del 18,1% de no llevarse a cabo las deducciones por provisiones prudenciales imputadas a capital, ya indicadas. Por su parte el índice de apalancamiento del Grupo se ha mantenido como el primero del Estado, y se ha situado en el 9,2%, muy por encima de la media del sector. Kutxabank se mantiene como la entidad más solvente del sistema por sexto año consecutivo, de acuerdo con el ejercicio de transparencia publicado por la Autoridad Bancaria Europea (EBA).

Titulares del día
  • La Estrategia del Hidrógeno prevé una inversión mínima de 910 millones
    El Gobierno vasco aboga por que represente el 5% del consumo energético industrial en 2030
  • 3,1 millones de euros para ayudar a gestionar los bosques de Gipuzkoa
    Buscan apoyar la labor de los y las propietarias forestales en sus bosques, para impulsar el sector forestal y fomentar el relevo generacional
  • El mayor ERE de la banca en el Estado tendrá un impacto pequeño en Euskadi
    CaixaBank plantea un ajuste de 8.291 trabajadores, la mitad de ellos menores de 50 años, y el cierre de 1.500 oficinas
Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evoluci�n de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios analizando sus hábitos de navegación en nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede Obtener más información en nuestra Declaración de privacidad