Manufacturing
> MOLDES

La compañía guipuzcoana se ha establecido en Azpeitia, donde ha invertido tres millones de euros en unas instalaciones que cuatriplican el espacio del que disponía hasta ahora en Azkoitia


Ormola cierra un satisfactorio 2017 con nueva sede y aumento de plantilla y de producción

Cecilia Morán

Ormola afronta 2018 con nueva ubicación y un equipo preparado y comprometido con este proyecto empresarial, que en los últimos ocho años ha crecido más de un 200%.

El 70% de la producción de Ormola se dirige al sector automovilístico y el resto se reparte entre iluminación y mobiliario.

Dedicada a la construcción de moldes para inyección, luminaria y piezas automovilísticas, Ormola ha cerrado un ejercicio en el que ha afrontado diversos retos como el traslado de sus instalaciones de Azkoitia a Azpeitia para poder afrontar el importante crecimiento registrado en los últimos ocho años, en los que la facturación de la compañía ha aumentado en más de un 200%. Según asegura su gerente, Gorka Sudupe, confluyen varios factores que explican el porqué de la buena marcha de la firma. Y es que, en 2009, con la llegada de la crisis, Ormola se replanteó su línea de negocio, iniciando una diversificación hacia los moldes de aluminio; su estrategia comercial, buscando la fidelización de los clientes referentes; y la propia composición de su base societaria, el 50% de la cual estaba en manos de socios externos.
Hoy, siete años después, con importantes recursos puestos en estos desafíos, todos ellos son una realidad. Así, el 100% del capital de Ormola está en manos de su plantilla. Por su parte, el reto de la diversificación le ha llevado a situarse como el mayor fabricante europeo de luminarias de aluminio de la mano de Philips, con quien mantiene contratos del orden del millón de euros anual. Por último, el cambio de estrategia en el área comercial ha propiciado que sea uno de los principales fabricantes europeos de moldes técnicos de plástico para piezas de automóvil.

Las fortalezas de la firma son la calidad
y el asesoramiento técnico, basado
en su  know-how

Y para poder afrontar este crecimiento, el pasado 2017, tras vender sus antiguas instalaciones de Azkotia a la compañía de máquina-herramienta Ibarmia, Ormola se trasladó a un nuevo emplazamiento en el polígono Basarte de Azpeitia, donde cuenta una superficie total de 4.000 metros cuadrados. En esta parcela se han construido 3.000 metros cuadrados, con lo que cuatriplica el espacio disponible hasta ahora. El nuevo emplazamiento ha permitido además modernizar el parque de maquinaria, mediante la adquisición de nuevos equipos que cuentan con las últimas tecnologías, aumentar la ergonomía en los puestos de trabajo y la seguridad de los empleados así como mejorar la imagen de la compañía y la atención al cliente. En total, la inversión ha ascendido a tres millones de euros. Destaca en este punto Gorka Sudupe el respaldo recibido para llevar a cabo este proyecto por parte del Ayuntamiento de Azpeitia, del Gobierno vasco y de la Diputación de Gipuzkoa, así como el acompañamiento de ASLE, cuya vicepresidencia ocupa actualmente.

 
Nuevos puestos
Con las nuevas instalaciones ya en marcha, Ormola está preparada para asumir el crecimiento previsto a medio plazo, en línea con el aumento estimado de la plantilla e irá adquiriendo nueva maquinaria. De hecho, ya en 2017 la producción se incrementó en un 10%, se inició el trabajo en dos turnos y se contrató a seis personas más, contado ya con un equipo de 40.
Actualmente, el 70% de la producción de la compañía se dirige al sector de automoción, donde cuenta con clientes como Mercedes o Volkswagen. “Nuestro valor añadido se basa en la calidad de nuestros productos y en el asesoramiento técnico que ofrecemos”, apunta Gorka Sudupe. Y es que, con casi 50 años de andadura, la firma cuenta con un importante ‘know-how’, que le sitúa por encima de sus competidores al permitirle “ayudar a los clientes finales a reducir los problemas que puedan tener en sus piezas logrando así una reducción de costes y optimizando su propia producción”. El restante 30% de las ventas de Ormola se dirige a iluminación y a mobiliario.

La exportación directa de Ormola es del 20%,

aunque el destino final de la mayor parte

de su producción es el exterior

En cuanto a mercados, Ormola exporta directamente el 20% de sus productos, mientras que el 80% se dirige al mercado interno, aunque por el carácter global de sus clientes su destino final es, principalmente, el exterior. No obstante, la firma apuesta por aumentar la cifra de exportación directa, creciendo en sus principales mercados, Alemania y Reino Unido. Además, de la mano de la nueva planta de Reiner en México, ha abierto mercado en el país azteca. Dada la complejidad de las piezas que fabrica, Ormola dedica actualmente el 10% de su facturación a I+D+i, labor centrada en su oficina de ingeniería técnica, en la que trabajan siete personas.
Según explica Sudupe, este equipo se implica prácticamente en todos los pedidos que recibe la compañía ya que “la mayoría tiene un importante componente de I+D+i, dada la complejidad de las piezas que fabricamos, en las que apostamos por el codiseño junto al cliente para su optimización”. Señalar por último que Ormola ha creado recientemente un departamento de calidad, labor hasta ahora repartida en distintas áreas de la firma.

Firme apuesta por la participación de las personas

Si en 2009 el 50% del capital de Ormola estaba copado por socios externos, hoy el 100% está en manos de los trabajadores, dueños de este proyecto empresarial. Concretamente, 30 de sus 40 trabajadores son ya socios y, para extender esa posibilidad a toda la plantilla, ha establecido un nuevo reglamento de cara a facilitar que los socios mayoritarios cedan voluntariamente acciones a aquellos trabajadores que aún no participan en la empresa. Con este proyecto, según apunta el gerente de Ormola, Gorka Sudupe, se ha logrado un equipo más cohesionado, implicado y comprometido, lo que se traduce en una importante mejora de los resultados. “Además, nos ha valido para que la Diputación nos considere ejemplo del impulso de la participación de los trabajadores en el capital de la empresa”, destaca Sudupe.
Publicación:
02/01/2018
Total visitas:
569
Media de votos: 
Votacion +1Votacion +1Votacion +1Votacion +1Votacion +1
Número total de votos: 
1
Titulares del día
  • La matriculación de coches de gasolina superó a los diésel en Euskadi en 2017
    Se vendieron un total de 20.293 coches de gasolina frente a los 17.098 de gasóleo
  • Los economistas señalan que Euskadi es tras Madrid el territorio más competitivo
    En la actual fase de crecimiento el conjunto del Estado ha mejorado sus bases competitivas, según el CGE español
  • España cumplirá con el déficit público del 3,1% del PIB
    La secretaria de Estado de Economía, Irene Garrido, adelanta que se ha alcanzado el objetivo pactado con la UE
Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evoluci�n de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios analizando sus hábitos de navegación en nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede Obtener más información en nuestra Declaración de privacidad