Itsas-Lur
> VITIVINÍCOLA


“Soy optimista, la recuperación llegará”

Víctor Gardeazabal

El grupo familiar Luis Cañas, uno de los referentes del sector vitivinícola de Rioja Alavesa, ha sufrido en menos de medio año la pérdida de su ‘alma mater’, Luis Cañas, y la enfermedad del Covid-19. Sin embargo, Juan Luis Cañas, presidente de Luis Cañas, es optimista y confía en que “la recuperación llegará en 2023”.

Juan Luis Cañas, presidente de Luis Cañas.

Recuperado del Covid-19, que le llevó a estar ingresado durante varios días en el hospital gasteiztarra de Txagorritxu, Juan Luis Cañas comparte con ESTRATEGIA EMPRESARIAL su total confianza en el futuro de Luis Cañas y del sector vitivinícola de Rioja Alavesa, a pesar de su enésima crisis. El presidente de la compañía, que forma parte de Exportadores de Rioja Alavesa (Araex), defiende la calidad y el precio justo como señas de identidad de los vinos de Rioja Alavesa, anque haya que bajar producción  y rendimientos en las actuales circunstancias de caída de ventas y acumulación de ‘stock’ en bodega.

¿Qué ha supuesto el Covid-19 al sector, en general, y a sus bodegas, en particular?
Aunque la crisis alcanza a todas las bodegas, está afectando de manera desigual. Resisten mejor aquellas que no dependen tanto del canal Horeca y que cuentan con una mayor tasa exportadora, venta online y presencia en la gran distribución. Pero todo el sector está muy dañado, con una caída generalizada de ventas, que ha provocado la escasez de circulante y, por lo tanto, una mayor necesidad de financiación. En el caso de Luis Cañas, contemplamos una caída del 50% en nuestras ventas este año. Entre abril y mayo la caída ha sido del 80%. A todo ello se suma el problema del ‘stock’ de vino acumulado en bodega.

Veo el futuro de nuestras bodegas muy ligado

a la sostenibilidad, la biodiversidad y el

respeto al terruño y a la naturaleza”

¿Se han visto afectadas las exportaciones?
Afortunadamente, las vías de exportación se han mantenido abiertas. En nuestro caso, con una tasa exportadora del 20%-25%, ha sido una buena noticia. Seguimos vendiendo nuestros vinos en casi todos los países de Europa y en los principales de América, como Estados Unidos, Canadá y Brasil, y de Asia, encabezados por China y Japón.

¿Qué decisiones se han tomado en el seno de la DOCa Rioja, donde están presentes a través de Araex?
Hemos celebrado varias reuniones y en todas ellas he defendido una postura clara. No debemos bajar los precios del vino, porque sería un problema añadido para Rioja Alavesa. En la última reunión se acordó llevar al pleno de la comisión técnica de control del Consejo Regulador de la DOCa Rioja reducir al 90% la producción total de uva y los rendimientos al 70%, dejar un ‘stock cualitativo’ de hasta el 10%, en este caso a libre elección de cada bodega, y aplazar hasta el año 2022 la incorporación de 3.000 nuevas hectáreas de viñedos. Tenemos que luchar por la calidad y por mantener unos precios justos. Es una cuestión de solidaridad con los agricultores, los productores y la red comercializadora.

¿Considera suficientes los planes de ayuda puestos en marcha por las instituciones?
El Gobierno vasco está echando una mano tremenda a través, por ejemplo, del fondo de 1.000 millones de euros en avales que gestiona Elkargi. Lo mismo pasa con los 50 millones movilizados para el mantenimiento de toda la cadena productiva de las bebidas de Euskadi, que incluye al sector vitivinícola, aunque estamos aún a la espera de ver cómo se distribuyen. Son ayudas muy necesarias para hacer frente a esos problemas de financiación y falta de circulante a los que hacía referencia anteriormente.

¿Cómo ve el futuro del sector?
Yo soy optimista. Este año lo pasaremos mal pero espero que con la paulatina vuelta a la normalidad y la reapertura del canal Horeca vayamos recuperando el pulso. Confío en que la situación esté completamente normalizada para el año 2023. Respecto a tendencias, creo que aumentará el consumo de vino en casa y que subirán las ventas online y en tiendas y grandes superficies.

¿Y el de Luis Cañas?

Muy ligado a la sostenibilidad medioambiental y la bodiversidad y con un profundo compromiso social con el entorno. Una vuelta a los valores del terruño, de lo local. Tenemos un proyecto para abastecer todas nuestras instalaciones con energías renovables, más concretamente con energía solar. En Amaren, abierta al público en 2016, recuperamos la tradición de Rioja Alavesa de elaborar el vino en depósitos de hormigón. También apostamos por el enoturismo. Respecto al relevo generacional, está garantizado con mi yerno, Iñaki Cámara, y mi hijo Jon, que está al frente de la bodega Amaren.

Luis Cañas, Amaren y Dominio de Cair

El origen de Luis Cañas está en el vino a granel, que era transportado por Carlos Cañas, abuelo del actual presidente, mediante carros tirados por mulos que atravesaban la Sierra Cantabria y los Montes de Vitoria hasta Bilbao y San Sebastián, a más de cien kilómetros de Villabuena, localidad de Rioja Alavesa que alberga la principal bodega de la compañía. El negocio fue heredado por Luis Cañas, “el jefe”, como llama Juan Luis a su padre (en el centro de la fotografía junto a su hijo y su nieto Jon), fallecido en diciembre de 2019 a los 91 años de edad. Poco antes pudo disfrutar de un gran homenaje.“Codo con codo” con su mujer, Luis Cañas logró consolidar una de las marcas de vino más reconocidas a nivel mundial. Su primer etiquetado fue el crianza ‘Cañas Herrera’. Bodegas Luis Cañas nació como sociedad anónima en 1987. En homenaje a su madre Ángeles, Juan Luis Cañas fundó en 2014 la bodega Amaren, que ofrece vinos de gran calidad a partir de sus principales variedades de viñas viejas de uva tempranillo, graciano o garnacha. Amaren surgió tras la adquisición de Palesa, la primera cooperativa vitivinícola de Rioja Alavesa, creada en 1954 por productores de las localidades de Paganos, Leza y Samaniego. Junto a su amigo, el empresario Juan José Iribecambos, ya fallecido, entró también en Ribera de Duero con la bodega Dominio de Cair, en la que Luis Cañas tiene mayoría y en la que participa también capital chino. El coronavirus ha afectado directamente a la empresa: Juan Luis Cañas fue uno de los infectados por el Covid-19. Precisamente, la bodega está comprometida en la lucha contra la pandemia y destina un 10% de cada botella vendida en su tienda online al CSIC para ayudar a sus investigaciones sobre el coronavirus.
Publicación:
17/06/2020
Total visitas:
405
Media de votos: 
Votacion 0Votacion 1Votacion 2Votacion 3Votacion 4
Número total de votos: 
0
Titulares del día
  • Vidrala invierte 20 millones en la planta de Laudio
    La compañía vasca aumenta las inversiones totales a 130 millones de euros pese a la crisis
  • El Puerto de Bilbao tendrá un remolcador propulsado por gas y gasoil
    Este proyecto está incluido en el proyecto CORE LNGas hive de la Unión Europea
  • 'Las cooperativas y la acción por el clima' es el lema con el que las cooperativas vascas conmemoran este sábado el Día Internacional del Cooperativismo
    Los valores del cooperativismo, claves para superar la crisis del Covid-19
Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evoluci�n de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios analizando sus hábitos de navegación en nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede Obtener más información en nuestra Declaración de privacidad