Editorial y la Firma
> La firma

JOSÉ ÁNGEL CORRES. PRESIDENTE DE EUSKO GANBERAK. PRESIDENTE DE CAMARABILBAO


Escenario de preocupación

JOSÉ ÁNGEL CORRES

 

  JOSÉ ÁNGEL CORRES
PRESIDENTE DE EUSKO GANBERAK
PRESIDENTE DE CAMARABILBAO

La incidencia de la epidemia del coronavirus marcará un antes y un después en la marcha de la economía. En el inicio de 2020, a una situación previa de incertidumbre por la repercusión de la guerra comercial EE.UU.-China, el incremento de los aranceles y las consecuencias del Brexit para la UE, se han sumado los efectos que está teniendo el virus en el crecimiento económico internacional.
En las últimas semanas, la crisis sanitaria ha afectado a la producción, a la distribución y al consumo generando una serie de tensiones socioeconómicas que, cuando se normalice y se controle el proceso vírico, harán falta medidas y recursos para recuperar la normalidad, la competitividad y la confianza. Actuar con rapidez y con la mayor transparencia e implementar medidas de estímulo económico pueden amortiguar los impactos negativos, además de aplicar procedimientos de contención para gestionar la alarma social.
La paralización de la producción ha tenido su repercusión sobre la industria, el comercio, las manufacturas, la logística, el transporte y el turismo, además de provocar caídas consecutivas en los mercados financieros, generar desconfianza en los inversores o incidir en el precio del petróleo, lo que se ha traducido en una revisión de las previsiones económicas.
El tejido productivo de Euskadi también ha notando el impacto del Covid-19, sobre todo por la falta de suministros o abastecimiento de materias primas para sectores como la automoción, el tecnológico o los bienes de consumo.
El escenario de riesgo, con mayor o menor impacto, dependerá del tiempo en que se inmunice contra el virus y en mantener la calma para sortear una no descartable recesión en la economía mundial. La gestión de la epidemia debe evitar el desaliento, aplicar medidas que eviten el parón de la actividad y adoptar acciones coordinadas que no repercutan en el empleo.
Este panorama de emergencia no puede hacer que nos olvidemos de los grandes desafíos de las empresas y de la sociedad que pasan por adaptarse a la globalización, mejorar la competitividad mediante la innovación y la digitalización, concienciarse con la sostenibilidad y el cambio demográfico, fomentar el emprendimiento y apostar por la formación de los jóvenes en habilidades que demandan las organizaciones y reducir así las tasas de paro juvenil.
En este contexto la economía vasca sigue manteniendo el pulso en un entorno de incertidumbre, está preparada ante las contingencias, actúa con eficacia y confía en superar el frenazo económico por el ‘efecto coronavirus’.
Capacidad económica
En 2020, con un escenario global excesivamente cambiante, como hemos visto con el coronavirus, aventurarse con predicciones de crecimiento es un tanto complicado. La previsión para Euskadi puede oscilar entre el 1,7% y el 1,9%. Los principales condicionantes de la actividad empresarial serán: la demanda interna y externa, los costes laborales, el precio de la energía y materias primas, y los tipos de cambio.
Las cifras confirman que, mientras la demanda interna continúe mostrando síntomas de agotamiento, la clave del crecimiento de la economía vasca tendrá que basarse obligatoriamente en el buen comportamiento de dos factores relacionados entre sí: el sector industrial y las exportaciones.
La industria es la verdadera raíz de nuestro entramado económico y no la podemos descuidar. El apoyo al sector industrial es fundamental para la reactivación económica y la recuperación del empleo. Y, el sector exterior se constituye como un factor clave en el proceso de regeneración. Si tenemos en cuenta que la debilidad económica de Europa es primordial la colaboración público-privada para potenciar el acceso a nuevos mercados con perspectivas de futuro y nuevas oportunidades.
En definitiva, la incertidumbre y los riesgos expuestos están latentes, pero no cabe caer en la resignación y el desánimo. Debemos ser capaces de promover acciones más atrevidas e innovadoras, nuevas formas de hacer las cosas que, con trabajo, esfuerzo e ilusión, nos hagan ser más productivos para mantener y generar empleo de calidad y conseguir un mayor bienestar para nuestra sociedad.
 

 

Publicación:
20/03/2020
Total visitas:
415
Media de votos: 
Votacion 0Votacion 1Votacion 2Votacion 3Votacion 4
Número total de votos: 
0
Titulares del día
  • La gran industria reanuda la producción bajo mínimos tras la revisión del decreto
    Acerías como Tubacex o Nervacero volvieron el miércoles al trabajo, mientras la automoción espera al fin del estado de alarma
  • Aprobada línea de apoyo para los servicios turísticos de Gipuzkoa
    La Diputación sufragará con 100.000 euros gastos de estructura y circulante
  • La actividad del Puerto cae un 5,7% en febrero y se ralentiza
    Las previsiones apuntan a un parón en el tráfico de automóviles, una de sus principales mercancías
Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evoluci�n de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios analizando sus hábitos de navegación en nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede Obtener más información en nuestra Declaración de privacidad