Editorial y la Firma
> La firma

JOSÉ ANTONIO HERCE. PRESIDENTE DEL FORO DE EXPERTOS DEL INSTITUTO BBVA DE PENSIONES Y DIRECTOR ASOCIADO DE AFI


El talento no se tira

JOSÉ ANTONIO HERCE

 

JOSÉ ANTONIO HERCE
PRESIDENTE DEL FORO DE EXPERTOS DEL INSTITUTO BBVA DE PENSIONES
Y DIRECTOR ASOCIADO DE AFI

Andamos a vueltas con los “problemas” (al parecer hay muchos) de las pensiones, especulamos sobre todo tipo de males y catástrofes que se avecinan, nos lamentamos del “suicidio demográfico”… Y a la primera ocasión que tenemos, nos “prejubilamos” (horrible palabra e impropia donde las haya) o nos prejubilan. Queremos una cosa y su contraria. ¿Qué está pasando?.
Las pensiones públicas o privadas pueden ser tan seguras y suficientes como de-seemos, siempre que no nos salgamos de la implacable lógica contable y actuarial a la que estamos obligados. Está en nuestra mano. Lo que no está en nuestra mano es que nos toque el premio gordo de una lotería que te da 100 veces lo que te cuesta el boleto.
La Seguridad Social no hace eso, pero casi. Te da dos veces lo que has cotizado. Hoy, porque, a medida que pasan los años y la esperanza de vida aumenta, dadas las normas actuales (esto es importante), te va dando un múltiplo mayor. Ningún experto financiero podrá mostrarme jamás un producto tan bueno como una pensión pública, cuya tasa interna de rendimiento, dada la hucha de cotizaciones realizada, vaya aumentando por el mero paso del tiempo. En particular, porque cada día que pasa nuestra esperanza de vida aumenta cinco horas. Cada día.
¿Dónde está el problema? ¿En que no nacen niños, como insisten una y otra vez los expertos y los políticos? Pues no, ni mucho menos. Cada niño (futuro trabajador o trabajadora) que entre en el sistema causará una pensión mayor que la de sus padres y volveremos a necesitar más nacimientos… y más y más. O el déficit de las pensiones cada vez será mayor. ¿Qué queremos, poblar el planeta con veinte mil millones de almas? A esto, los entendidos le llamarían un esquema piramidal. Saben cómo terminan estos esquemas, ¿no?
Lo que es inconcebible es que no nos demos cuenta de que los niños que no nacen son los dos meses y medio de más que vivimos cada año, esas cinco horas al día que mencionaba antes. Este fenómeno, que afecta a todas las edades y grupos sociales en mayor o menor medida, equivale a un baby-boom, lo denomino a menudo el “greyny boom” (no “googleen” lo de greyny, me lo he inventado).
El principal obstáculo que se opone a una correcta comprensión individual, social e institucional de lo que está sucediendo es la nula percepción de que las ganancias de vida se producen desde hace años en las edades no laborales, a diferencia de lo que pasaba en todo el siglo XX, en el que las ganancias de vida se producían a edades laborales.
Lo anterior se traduce en (se confunde con, más bien) una enorme resistencia de la sociedad a elevar la edad de jubilación, de la que se deduce una no menor resistencia de las instituciones a proponérselo. Lo que sorprende, sin embargo, aunque no demasiado, es que los empleadores también se resistan a conservar en sus empresas a los empleados de mayor edad, experimentados y talentosos.
La teoría dice que si la experiencia y el talento de un trabajador aportan a la empresa más de lo que esta aporta al trabajador, este se quedará en la empresa. Un trabajador de edad avanzada, acumula trienios y otras promociones, por lo general, de forma que su coste para la empresa puede ser muy elevado y creciente con su edad. Incluso, puede suceder que la productividad de esos empleados, en la que se factoriza la experiencia y el talento que tengan en cada momento, sea decreciente y llegue un momento de balance en el que el coste del trabajador sea superior a su productividad.
En este contexto, se puede entender la necesidad de las empresas de ajustar sus plantillas por los segmentos de edad más avanzada. Pero la sangría de las mal llamadas “prejubilaciones” causa alarma y con razón. No tanto porque las empresas prescindan de sus empleados más costosos sino porque las administraciones de empleo y seguridad social puedan facilitar tales acuerdos con sus convenios especiales, en la medida en que estos tienen costes para los contribuyentes.
Existe una solución para retener el talento y la experiencia, más allá de la jubilación ordinaria, en la figura de la compatibilidad plena entre la pensión de jubilación y los ingresos laborales, obtenidos estos mediante “contratos de compatibilidad”, libres de cargas sociales y trienios, pues el trabajador ya estará jubilado, que harían a los trabajadores de edad post-jubilar muy competitivos. El pan que comemos cada día viene del talento que tenemos. El talento no se tira, es sagrado.

 

Publicación:
05/07/2018
Total visitas:
283
Media de votos: 
Votacion 0Votacion 1Votacion 2Votacion 3Votacion 4
Número total de votos: 
0
Titulares del día
  • CAF gestionará el tramo en pruebas de la línea ferroviaria Soria-Castejón
    Adif se lo ha adjudicado por un periodo de 20 años, aunque esta concesión puede ser reversible
  • Euskadi contará con 150 millones de euros más con la ampliación del objetivo de déficit
    Erkoreka cree que es una medida "positiva" aunque debería acompañarse de un "ajuste" en la regla de gasto
  • La tasa de ocupación de Euskadi alcanzó el 66,5% en 2017 y la del paro retrocedió de media hasta el 11,2%
    Eustat publica el 'Anuario estadístico vasco 2018' con los datos estadísticos de mayor relevancia de Euskadi
Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evoluci�n de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa
Graficos de linea de la evolucion de los valores de la bolsa y acceso a Norbolsa

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios analizando sus hábitos de navegación en nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede Obtener más información en nuestra Declaración de privacidad