Azpiegiturak
> PUERTOS

El presidente de Puertos del Estado asegura en Bilbao que “tenemos un exceso de generación de recursos”


El Gobierno central estudia la desaparición de la tasa T-3 a la mercancía en los puertos

Joserra Blasco

En una conferencia en la Cámara de Bilbao, el presidente de Puertos del Estado reflexionó en torno a los aspectos que pueden condicionar el futuro de los puertos, así como sobre las asignaturas pendientes derivadas del nuevo marco económico y de los cambios regulatorios.

El presidente de Puertos del Estado intervino en ‘Los Viernes de la Cámara’, de Cámarabilbao.

Continuando  con la política de los últimos años de reducción paulatina de las tasas portuarias, el Gobierno central estudia la desaparición de la T-3, la que grava la mercancía en función de su valor, según dijo José Llorca, presidente de Puertos del Estado, durante una conferencia impartida en la Cámara de Bilbao, con el apoyo de Euskaltel.
Concretamente, la T-3 es la tasa que grava el tránsito de las mercancías por los muelles y la utilización de las instalaciones de atraque, zonas de manipulación, accesos y vías de circulación y demás instalaciones portuarias, y que se aplica a la importación, exportación y tránsito.
Desde diversos ámbitos, incluso desde la Cámara de Bilbao, y desde hace mucho tiempo, se ha propugnado la desaparición de esta tasa ‘atípica’ y difícil de entender fuera de España, pero cuya eliminación repercutiría de manera importante en los puertos ya que tiene un peso significativo en su cuenta de explotación.
Según José Llorca, “tenemos un exceso de generación de recursos, y lo que planteamos es que pueda haber una focalización de la reducción de ingresos innecesarios en los puertos. Porque las infraestructuras ya está prácticamente hechas, ya no se necesitan generar nuevos recursos y los marcos regulatorios van dirigidos a que sea la iniciativa privada la que afronte, a su propio riesgo, las infraestructuras que necesite”.

Tres factores pueden condicionar el devenir de los puertos:

la globalización, el cambio en los modelos energéticos

y la nueva revolución industrial

En opinión del presidente de Puertos del Estado, con 1.100 millones de euros de ingresos, 600 de Ebitda, 550 millones de generación de recursos,  200 de beneficio y más de 1.400 millones de euros de fondo de maniobra, “hay que traspasar parte a la actividad productiva”. Porque “el objetivo de los puertos –dijo Llorca– no es hacer caja sino disponer de las infraestructuras necesarias para dar servicio al país”. “La idea es, en la medida que se pueda, ir traspasando al sector privado las tasas portuarias; que, por otro lado, no tienen un papel esencial en la competitividad de los puertos, puesto que la demanda no aumentará porque bajemos las tasas”.
En su intervención en ‘Los Viernes de la Cámara, titulada  ‘El futuro de los puertos españoles ante los retos de la nueva economía 4.0’, José Llorca  reflexionó en torno a los aspectos que pueden condicionar la política económica, y que también afectan a los puertos, así como sobre las asignaturas pendientes derivadas del nuevo marco económico y de los cambios regulatorios, aunque reconoció que “la situación económica de los puertos en muy saneada” y aseguró que los cambios legislativos “han dado buenos resultados con aumento del tráfico portuario”.

Factores de transformación
El máximo responsable de la política portuaria en España dijo que el futuro para los puertos es “difícil y atrevido”. Un futuro “incierto, pero cada vez más cierto”, añadió, y por ello “hay que hacer un buen análisis de la situación”.
En ese sentido, Llorca señaló tres factores fundamentales que pueden condicionar el devenir de los puertos. El primero, la globalización –el 85% del comercio mundial se realiza a través del mar–, con las consecuencias añadidas de las políticas proteccionistas de países como Estados Unidos y los efectos del Brexit (que traerá mercados más cerrados), compensadas por el papel creciente de China y su apertura de mercados, e iniciativas como la Nueva Ruta de la Seda
El segundo, el cambio en los modelos energéticos, con nuevas fuentes de energía, alternativas a los combustibles fósiles, con mayores requerimientos ambientales. “Y eso afectará especialmente a puertos graneleros en los que los combustibles fósiles son mercancías importantes, como el de Bilbao”, dijo, augurando una progresiva pérdida de tráficos de combustibles fósiles, y el aumento del gas natural licuado. “Es necesario buscar nuevos mix de tráficos para continuar con el crecimiento”, sentenció Llorca.
Y el tercer factor es la nueva revolución industrial, con grandes consecuencias económicas y sociales. Concretamente, la digitalización está aumentando la automatización y la robotización en el transporte y la logística marítima.

Cambios acelerados
José Llorca subrayó que son muchos los retos a lo que enfrentarse –nuevos requerimientos ambientales, aumento de la competitividad, gestión acertada de los datos…–, en un contexto de cambios constantes y acelerados. “Habrá muchas novedades en poco tiempo y hay que saber adaptarse”, añadió.
En este sentido, el presidente de los Puertos del Estado recordó que la Comisión Europea ya trabaja en los tres retos principales del transporte marítimo: la descarbonización, la digitalización y el mantenimiento de la competitividad del sector.
Además, añadió otros frentes, derivados del nuevo marco económico y de los cambios regulatorios, como son la adaptación de los puertos al ferrocarril –con un uso creciente en Bilbao–, el nuevo marco legal de la estiba –cuya regulación y adaptación llevará todavía unos años– y los controles de fronteras –una asignatura pendiente que debe ser resuelta cuanto antes–.
En cuanto al conflicto de la estiba, el máximo responsable de la política portuaria española dijo que las huelgas intermitentes han supuesto 12 millones de euros de pérdidas y los cierres totales, más de 110 millones. “La estiba no colapsa un país, sino que encarece las cadenas logísticas”, concluyendo que las pérdidas se han traducido en mayores costes para las empresas en general.
El presidente de Puertos del Estado apuntó, sin embargo, que la huelga  “ha sido muy dura para algunos, pero muy beneficiosa para otros”, explicando que Algeciras ha sufrido “mucho” por ser un puerto con un gran volumen de tráfico en tránsito, con pérdidas, en algunos casos, de más de 150.000 movimientos. “En cambio, Barcelona, en el período de huelga, ha crecido el 28% en contenedores y el 20% en tráficos totales”, apuntó . Para Llorca, esta circunstancia debería ser analizada por los sindicatos.
Y respecto a la petición del Gobierno vasco del traspaso de la competencia de puertos a Euskadi, el presidente de Puertos del Estado  reconoció que es una decisión que corresponde al Gobierno español pero dejó claro que el modelo portuario español actual es “adecuado”, y los puertos gozan actualmente de “una amplísima autonomía de gestión”, pero bajo una política portuaria de transportes que desea la mayor competitividad de la economía de todo el país. En su opinión “la logística no tiene fronteras y ponerlas es absolutamente malo”, afirmó.
En la presentación de la conferencia de José Llorca, el presidente de Cámarabilbao, José Ángel Corres, repasó la regulación que ha dirigido el desarrollo portuario, y subrayó que los puertos como el de Bilbao tienen un efecto positivo en el empleo y en la dinamización de la economía.
“Nos posicionan y tienen un impacto importante en el fortalecimiento del comercio local, nacional e internacional”, dijo Corres. “Asimismo, la vida y la actividad de los puertos está muy unida a las infraestructuras, al transporte, a la logística, al desarrollo socioeconómico del país... Y, en este contexto, surge la regulación de la actividad de la estiba, de las condiciones laborales de los estibadores y de las tareas pendientes para mejorar la competitividad de las instalaciones portuarias”.

El túnel del Serantes y la VSF

El cierre del túnel del Serantes “no tenía que haber pasado nunca”, aseguró José Llorca, tras felicitarse por el desbloqueo del proyecto de la Variante Sur Ferroviaria (VSF). “Creemos absolutamente en el ferrocarril, y desde el punto de vista ferroviario, la entrada en funcionamiento de la Variante Sur Ferroviaria es un punto fundamental para el Puerto de Bilbao, cuyos tráficos ferroportuarios están creciendo casi al 20%. Y creemos que el desarrollo del transporte ferroviario de mercancías en España está asociado fundamentalmente al crecimiento de los puertos, ya que casi el 60% de todos los tráficos ferroviarios de mercancías en España tiene como origen o destino los puertos”. En este sentido, el máximo responsable de la política portuaria en España aseguró que “Bilbao está muy bien situado para ser la puerta de salida y entrada de mercancías en el norte de España”.
Publicación:
18/07/2017
Total visitas:
342
Media de votos: 
Votacion 0Votacion 1Votacion 2Votacion 3Votacion 4
Número total de votos: 
0

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios analizando sus hábitos de navegación en nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede Obtener más información en nuestra Declaración de privacidad